Vasos

Si el lavavajillas te deja los vasos llenos de manchas de cal, frótalos de vez en cuando con una naranja o un limón.

En pocos segundos comprobarás que te han quedado unos vasos brillantesy sin rastro de manchas de cal

Si eres de aquellas que apilan los vasos y te encuentras a menudo con que no puedes desencajarlos sin riesgo de romperlos, procede así: bastará con que los introduzcas en el congelador un momentito, el frío hará que el cristal se contraiga y saldrán solos.

También puedes probar a desencajar los vasos con este otro método: moja el vaso de arriba con agua fría y el vaso de abajo con agua caliente. Igualmente se separarán sin necesidad de provocar la rotura de los vasos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *